PadovanReorganización neurofuncional. Terapia

La Reorganización Neurofuncional (Padovan): El qué

La mayoría de personas que conocemos la Reorganización Neurofuncional o Método Padovan es porque tenemos un caso cercano de una persona con dificultades en alguna de sus funciones vitales y que ha necesitado o necesita un tratamiento de rehabilitación de su sistema nervioso.

En la perspectiva teórica del método Padovan partimos de la antroposofía de Rudolf Steiner. En ella la base del ANDAR sostiene a la del HABLAR y una tercera función que es la de PENSAR. Sobre estos tres aspectos es donde se pueden observar los diagnósticos y ciertas patologías: a nivel motor (poca agilidad, lateralidad cruzada, coordinación pobre, cansancio excesivo, hiperactividad); a nivel de lenguaje (dislalia,  tartamudez, disfasia, afasia, hipoacusia, disglosia, disartria); y a nivel cognitivo (dislexia, disgrafia, discalculia, TEA, TDAH, discapacidad intelectual).

El origen para estas dificultades en el desarrollo pueden venir de diferentes influencias:

  • Congénitas: sería el caso de todas aquellas afectaciones en los genes y que vienen determinadas por azares en la organización cromosómica. El síndrome de Down sería el caso que nos viene siempre a la cabeza.
  • Adquiridas por algún trauma en el parto: un ejemplo podría ser una hipoxia cerebral (falta de oxígeno) durante el nacimiento.
  • Derivadas de una falta de estimulación en alguno de los momentos de desarrollo motor. Desde el tiempo que pasamos boca abajo y ganando suelo y tierra, pasando por experiencias como el volteo, el arrastre y el gateo. Terminando por una buena coordinación para nuestra marcha cruzada andando, saltando o corriendo.
  • Debido a alguna enfermedad que ha afectado a nuestro sistema nervioso: sea un cáncer, un infarto cerebral o una enfermedad neurodegenerativa tipo Parkinson.

El para quién

A lo largo de los años de experiencia he trabajado con muchas personas, desde bebés a ancianos. Personas con:

  • Lesiones cerebrales
  • Trastornos del desarrollo
  • TDA y TDEAH
  • Enfermedades no muy conocidas
  • ICTUS
  • Tumores cerebrales
  • Parkinson
  • Síndromes de Down
  • TEA
  • Dificultades de aprendizaje (lectoescriptura, inteligencia matemática, dificultades para memorizar y retener información relevante)

Y también he trabajado con lo que Beatriz Padovan catalogaba de “pseudonormales”. Es decir, aquellas personas que han querido optimizar su vida en aspectos como su organización en el aprendizaje, en poder hablar con mejor dicción, en rehabilitar funciones orales debido a operaciones odontológicas, en mejorar aspectos de sus relaciones personales y de autoestima…

En definitiva, esta propuesta terapéutica de reorganización neurofuncional recoge elementos universales de nuestro desarrollo y los aplica con la función de rehabilitar y optimizar funciones que, o bien se han desplegado poco o nada, o bien se han visto interrumpidas por un factor externo traumático.

Terapia padovan

El cómo

Partimos de una síntesis desarrollada por Beatriz Padovan. Ella desveló desde su vertiente de logopeda, pedagoga, intrépida creativa y voraz aprendiz, un orden y secuencia terapéutica pautada desde unos estadios del desarrollo psicomotor. Gracias a los estudios de Temple Fay, y a su creatividad natural, estereotipó un recorrido que se inicia en movimientos intrauterinos (hamaca), siguiendo por movimientos de motores de piernas, de brazos. Estos se traducen en patrones de coordinación homolateral y cruzada.

Desde aquí se inicia la fase del volteo, del arrastre, del gateo, el andar como un macaco, sentarse-levantarse, la braquiación, la marcha cruzada y las volteretas. El programa se complementa con el desarrollo evolutivo de las manos, los ojos y las funciones neurovegetativas orales (respiración, succión, masticación y deglución).

Durante toda la secuencia acompañamos los movimientos con unas canciones o poemas que estimulan la capacidad auditiva y de ritmo que todo movimiento tiene. Buscando la sincronicidad entre lo que recibimos y reproducimos.

La base teórica se perfeccionó gracias a los estudios de neurociencia aportados por Sonia Padovan. Desde la teoría del cerebro triuno, partimos de la base teórica de la recapitulación formulada por Haeckel.

La frase “la ontegenesis recapitula la filogenesis” significa entender cómo nuestro cerebro de homo sapiens pasó por los cerebros más primitivos reptilianos y mamífero hasta llegar al neocòrtex más humano. De ahí que parte de los movimientos que hagamos desde nuestra concepción al momento en que nos ponemos de pie, hablamos y pensamos, sucedan en una línea donde partimos de un cerebro más instintivo o reptiliano, pasando por el más mamífero y emocional y culminando en la parte más abstracta de nuestra corteza cerebral que se plasma en el lenguaje, la capacidad de pensar, de memorizar, de calcular, de leer o escribir. Por lo tanto, cada vez que estimulamos con los movimientos primitivos estas bases y estas secuencias universales, conseguimos pasar por esta recapitulación.

Sesión Padovan

Los beneficios de la reorganización neurofuncional (Padovan)

Entendiendo que la plasticidad neuronal nos da la capacidad de poder rehacer circuitos neuronales dañados o no estimulados, los ejercicios del método Padovan nos ayudan a poder rehabilitar funciones que tiene que ver con nuestra coordinación motriz. Con funciones de nuestro lenguaje y con la mejora de nuestras capacidades cognitivas. Pasando cada sesión de forma repetitiva (igual que los niños consolidan sus nuevas habilidades repitiendo los movimientos hasta la saciedad), y estimulando durante meses para milienizar los circuitos neuronales, conseguimos un sistema nervioso más ordenado, eficiente. Adaptado a las posibilidades que nuestro cerebro está dispuesto a cambiar. Esto sumado a la complicidad con el terapeuta y, esencialmente, a la motivación interna de l@s usuari@s para mejorar en cualquier aspecto que necesitemos, nos dará una mejoría y unos resultados:

  • Cuerpo más ágil, fuerte y disponible. Menos cansancio y desgaste.
  • Coordinación mano-ojo y motricidad fina más eficiente.
  • Cambios en nuestro sistema emocional: mejor regulación de nuestro temperamento sumado a una mejor autoestima.
  • Mejora en las funciones orales: digestiones más ligeras, respiración nasal y óptima oxigenación, dentición más bien colocada, deglución adecuada.
  • Capacidad visual y lectora más precisa y eficaz.
  • Escritura más ligera y sin errores ni tensión.
  • Habilidades de aprendizaje, memoria y atención mucho más potenciadas.
  • Ritmos de sueño, de estrés y disponibilidad de mayor energía más autoregulados.
  • Ganancias en autonomía y calidad de vida en personas con diversidad funcional.

El dónde

En Sincronia Yoga ofrecemos desde 2014 la posibilidad de hacer el tratamiento de Reorganización Neurofuncional (Padovan). Sesiones que varían en función de cada caso, pudiendo incluir otras influencias de rehabilitación neurofuncional como la Terapia de Movimientos Rítmicos e Integración de Reflejos Primitivos (BRMT).

Ignasi Seró lleva en su mochila un bagaje que pasa por el cuerpo (Shiatsu y Conciencia Corporal), la mente (a punto de finalizar el Grado en Psicología por la UOC) y el espíritu (Licenciado en Humanidades y Antropología Social y Cultural). Si a eso le sumamos sus ganas de seguir aprendiendo sobre la vida y la humanidad nos encontraremos con un profesional que fracasa más que acierta y que intenta revertir estos aprendizajes en una mejor ayuda para la gente que pasa por sus manos. De dicha gente, de esas personas que cada día pasan por consulta, es de donde saca su mayor fuente de lecciones de vida, las cuales le permiten vivir y disfrutar de la suya con más alegría y paz.

Como siempre digo: el día que tenga la seguridad absoluta de que el método Padovan va a funcionar y ayudar a la persona a que venga, estaré escribiendo estos artículos desde una casita en mi isla favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario