Sin categorizar

Entrevista a Álvaro Vargas

 

«Vivimos en un ambiente donde todo lo que nos rodea está poblado de microorganismos, de ahí que nuestro sistema inmunológico esté actuando en todo momento; es imparable».

Álvaro Vargas, periodista y técnico superior en dietética, ha conseguido seducir a cientos de miles de seguidores en redes sociales que día a día siguen sus consejos sobre nutrición y recetas. Su objetivo es difundir un modelo de alimentación sencilla, sana y sostenible. Es autor de A comer se aprende y Vegesanísimo y, con Refuerza tus defensas, nos presenta un libro práctico y lleno de información sencilla, directa, pero rigurosa y necesaria en un momento como el actual. Además, también añade un recetario con veinte platos que conseguirán cuidar nuestros intestinos y reforzar las defensas.

El sistema inmunitario es el conjunto de elementos y procesos biológicos en el interior de un organismo que le permite mantener el equilibrio interno frente a agresiones externas, ya sean de naturaleza biológica (agentes patógenos) o físicoquímicas (como contaminantes o radiaciones), e internas (por ejemplo, células cancerosas).
A través de las páginas de este libro, conoceremos qué es y cómo funciona y aprenderemos qué comer y qué no para tener un sistema inmunológico fuerte para combatir posibles infecciones. De los diez alimentos fundamentales a los más perjudiciales, cómo nos ayudan los probióticos y prebióticos, así como los hábitos que le benefician y los que lo debilitan.

¿Cómo nace su interés por los alimentos y la cocina, y su vínculo con el sistema inmunitario?

La curiosidad por la nutrición me surgió al dar el paso hacia el veganismo. Me faltaba información, tenía dudas sobre cómo hacerlo y me apasionó tanto que decidí dar un giro a mi vida y estudiar, formarme y después trabajar en nutrición. El cuidado del sistema inmunitario va de la mano de una buena alimentación, están íntimamente ligados.

Aun así, también es periodista.

Sí, en definitiva lo que me gusta es comunicar, sea en el formato y plataformas que sean. Me sirvió mucho esa formación para dedicarme a lo que más me apasiona en la actualidad: crear y difundir contenido sobre alimentación, prevención y hábitos saludables.

 

Al inicio del libro, nos habla de la intoxicación informativa que vivimos diariamente. ¿Considera que hoy en día se acostumbra a hablar sobre alimentación y salud de forma poco contrastada y muy a la ligera?

Las redes sociales, como en otros sectores, son la mejor y la peor herramienta. Tenemos mayor y mejor acceso a información de calidad que nunca, pero también los mitos nutricionales, las dietas milagros o directamente las mentiras con fines económicos se propagan rápidamente. Está en la mano del consumidor de estos contenidos a quién elige para informarse. Creo que todos sabemos qué es una buena alimentación; otra cosa es que no lo queramos ver y nos quedemos con quienes nos venden la solución fácil y rápida.

 

¿Deberíamos aplicarnos las pautas que se hablan en el libro de forma seria y desde hace mucho tiempo (antes de la pandemia, cuando la palabra “inmunidad” casi ni la mencionábamos)?

Completamente. De las poquísimas cosas buenas que nos ha traído esta situación es que somos mucho más conscientes de algunos aspectos a mejorar, hemos aprendido cómo se contagian los virus y cómo protegernos, en cierta medida… Pero se sigue hablando poco de la relevancia de una alimentación saludable y la prevención de enfermedades, cuando es un pilar básico para una buena salud.

«Desde la llegada de la COVID-19 hemos sufrido una intoxicación informativa sobre el virus y el sistema inmune, a veces con muchas contradicciones que generan más confusión que certezas».

Está claro que la situación de la Covid ha generado y sigue generando estrés a muchas personas. ¿Cree que esta sensación de agobio o malestar puede llegar también al terreno de la alimentación?

Creo que estamos sometidos a muchos tipos de presión con la alimentación, desde mucho antes del COVID. Algunos influencers tratan de imponer su visión de una forma muy rígida y estricta, generando más agobio que soluciones. Creo que como profesionales debemos ofrecer la información, sin un tono paternalista ni dictatorial y que cada persona decida. Lo importante es tener la información científica, pero sin alarmismos. Eso sí, debemos ser conscientes de que en nuestra forma de alimentarnos está una buena parte de nuestra salud.

Al final del libro vemos que hay un recetario con platos saludables bastante fáciles de preparar y a base de ingredientes vegetales. ¿Hacer una dieta vegetariana o vegana puede aportarnos todos los nutrientes necesarios para estar saludables?

Creo que la pregunta debería ser al revés, ¿todos los omnívoros llevan una dieta saludable?. La respuesta es rotundamente no. Con las dietas veganas y vegetarianas ocurre lo mismo, dependerá de la planificación de cada persona. Se puede llevar una dieta 100% vegetal y 100% saludable, solamente tendremos que tener en cuenta que la suplementación con vitamina B12 es obligatoria y que sería altamente recomendable un extra de Omega-3

Para acabar, ¿considera que este libro y sus consejos saludables, se pueden aplicar a personas de todas las edades, desde niños/as hasta ancianos/as?

Sí, de hecho debemos poner especial interés en estos grupos. Está demostrado que los niños que adquieren patrones saludables los mantienen, en un altísimo porcentaje, en la edad adulta. Además su sistema inmune está todavía inmaduro, de ahí que sea importante prestarle más atención. En el polo opuesto se encuentran las personas mayores, sus defensas ya se resienten de tantos años de trabajo, por ello, deben remar a favor y ayudarlas en esa tarea incansable.

entrevista (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario