El embarazo es salud, también en el yoga

Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

El embarazo es salud, también en el yoga

 

Primeras preguntas del yoga y embarazo

 

¿Es recomendable practicar yoga en cualquier momento de nuestra vida? Me puede ayudar ir a yoga para embarazadas? ¿Y el yoga postparto y/o hacer yoga con mi bebé es posible? 

Desde el primer instante que el test de embarazo nos da el señal de positivo y, por qué negarlo, durante toda la vida de nuestr@s hij@s nos cae encima un torrente de dudas, preguntas, inseguridades y temores. Básicamente porque para todas las personas que somos madres y padres, la vida de nuestra prole pasa a ser lo más importante. Especialmente, su salud. Y sin nuestro propio bienestar y autoestima es más difícil cuidar y, de paso, estar confiados en que todo va a ir bien.

 

 

Los prejuicios también afectan al mundo del Yoga en Barcelona. Por desgracia, nadie nos libramos de pensar que hay contraindicaciones en situaciones tan especiales como un embarazo. De hecho, los miedos en un proceso donde hay tanta atención y fragilidad aparente son normales y, a la vez, conviene desmontarlos. Buscamos, más que negar que existen, entender de forma crítica de dónde salen estos miedos y cómo hallemos paz depende, por nuestra mentalidad cartesiana y positivista, en el volumen de información útil y rigurosa de la que disponemos. Para ello, como siempre, lo mejor es rodearse de gente con experiencia, criterio y que nos ayuden a transitar en este proceso de inquietud con la mayor de las tranquilidades.

 

Un embarazo saludable


Por eso, damos una respuesta positiva: el yoga y el embarazo son perfectamente compatible. La razón es muy clara y diáfana: “el embarazo es signo de salud, no de enfermedad!”. Esta realidad es la que Ágata Subirats quiere reforzar cada vez que hacemos las preguntas iniciales de este artículo. Por lo tanto, si soy practicante de yoga en Gràcia y busco seguir con mis clases, en Mamayoga tengo mi espacio de continuidad. O si, por el contrario, es mi primera toma de contacto con este camino, también es bueno aconsejarme por un centro especializado. Y más aún si cuento con el soporte permanente de las profesoras, con un grupo de crianza o con talleres de preparación al parto. Incluso me puedo dar el complemento de trabajar con osteopatía para acompañar la gestación. Volvemos al concepto de red de confianza y seguridad. Una tribu que se extiende con familiares y amistades, con el plus de comadronas, ginecólogas, doulas o nuestra profesora de yoga prenatal.

 

 

 

Yoga en el postparto

 

Y lo mejor viene con el nacimiento del bebé porque, a parte de la alegría inmensa de la nueva personita, podemos seguir con clases de yoga postparto, hacer un taller de masaje infantil o reconectar en pareja. Sin olvidar, por supuesto, el grupo de soporte a la crianza o bien, más adelante, seguir con mi hij@ en una práctica para bebés más grandecitos. En definitiva, conseguir preservar ese espacio personal tan importante para nuestro bienestar sin tener que renunciar a poder realizar actividades con nuestr@s hij@s o pudiendo compaginar espacios compartidos donde seguir creciendo desde un lugar amable, distendido y cercano. Que el yoga forme parte de nuestra cotidianidad incluyendo a nuestra nueva familia.

 

Por si fuera poco, si el yoga me ha cautivado en este proceso y quiero continuar o retomar mi práctica, Sincronia Yoga me espera para poder reengancharme en una rutina de salud y bienestar. Sea con estilos más suaves y de recuperación, siendo con niveles que me vuelvan a tonificar, sea con el dinamismo de los estilos más cercanos a nuestra vivencia occidental de la actividad psicofísica.

 

 

Salud, yoga y embarazo van de la mano. Igual que cuando le daremos una ayuda a nuestro bebé para que empiece a caminar cuando esté preparado. Algo que con los beneficios de la propia práctica yogui, nos va a resultar fácil y maravillosamente natural.

es_ESES

¿Necesitas ayuda?

Antes de escribirnos, puedes consultar nuestro apartado de Preguntas Frecuentes.

En agosto, el aula virtual funcionará en formato newsletter semanal

Si no la estás recibiendo automáticamente o quieres un video en concreto que no te ha llegado, ¡escríbenos y te daremos acceso directamente a él!