Integral

Según la filosofía del Maestro  Swami Vivekananda, Ashram, lugar ubicado a los pies del Himalaya en la India, se debe trabajar con las 3 dimensiones del ser humano: cuerpo, mente y energía. Y recibe el nombre de integral porque presta atención a todos estos aspectos de la persona durante cada clase.

Su práctica combina posturas, respiraciones y meditación, ayudando a mantener el equilibrio entre cuerpo y mente, a mejorar la concentración, recuperar la energía y de este modo, proporcionar un restablecimiento de nuestra salud tanto física como mental.

Las asanas nos devuelven la salud natural del cuerpo liberándolo de todas las tensiones y rigideces a través de movimientos. Los movimientos flexibilizan y tonifican los músculos, estimulan los órganos internos, glándulas y nervios, asegurando su perfecto funcionamiento, y mueven las toxinas estancadas en los tejidos hasta expulsarlas del cuerpo. Al aliviar las tensiones del cuerpo, calmamos una parte de la mente que nos permite ver las turbulencias mentales. Y en un estado de paz mental podemos observar nuestros pensamientos separándonos de ellos.

Alba02-776x1024

Profesora

Alba Sanz