Andrea

“Estoy tan agradecido a lo que el yoga ha hecho con mi vida que siempre busco compartirlo”

Iyengar

Mi primer contacto con el yoga fue casual, en aquel entonces trabajaba como instructora de actividades dirigidas en un gimnasio y quería hacer alguna actividad que me aliviara el estrés y las múltiples contracturas que solía padecer.

 

Comencé a asistir a clases de yoga, y cuál fue mi sorpresa, cuando descubrí que el Hatha Yoga era algo más que relajarse y hacer simples estiramientos. Desde la primera clase noté cambios, tanto físicos como mentales. Cada clase de Yoga que recibía hacía que mi interés aumentara. Me atraía y me llenaba tanto que en el 2014 me planteé la posibilidad de formarme como instructora de Yoga. Viajé a la India y realicé mi primera formación de 200 horas en el Instituto Yoga Vidya Gurukul.

Para ampliar mis conocimientos y conocer otros estilos de Yoga, he realizado cursos y seminarios con varios maestros: Gustavo Ponce (Sattva Yoga), Dov Samuel Vargas (Dharma Mitra), Cristina Newton (Yoga Iyengar), Surrender Sight (Hatha), Rocío Ramos (El Arte de Ajustar) y Karina Arenas (Anatomía del Yoga). Como buena practicante, sigo formándome continuamente. Todas somos principiantes de algún modo.